Va de cuidar nace como un espacio de reflexión sobre el valor de cuidar. Sólo podemos sobrevivir si somos cuidados. No se trata de ningún lema publicitario, sino de una máxima que hoy gana fuerza y que nos interroga a nosotros mismos como personas, como profesionales y como sociedad.

Cada persona es única y singular, por lo que el acto de cuidar no puede asemejarse a la tarea de quien trabaja en la cadena de montaje de una fábrica. Cuidar requiere de habilidades, conocimientos y experiencia, y de la necesaria flexibilidad y atención activa para estar abiertos y adaptarnos a las condiciones, circunstancias y al mundo particular de cada persona.

Habitualmente relacionamos el acto de cuidar con el apoyo a niños en el ámbito familiar o educativo o el acompañamiento de personas que han perdido la salud en el ámbito sanitario, pero el concepto de cuidar va mucho más allá.

Se debe cuidar también a las personas sanas, a los colectivos, sean familiares, trabajadores de una empresa, integrantes de una asociación o de una institución, a las propias instituciones y también al entorno en el que vivimos, como nuestra ciudad, pueblo o también al medio ambiente.

El acto de cuidar no sólo se reserva a los profesionales de salud. Debería cuidar el directivo que acompaña y vela para activar a su equipo de profesionales, en el marco de un entorno empresarial, el político que diseña estrategias dirigidas a convertir una ciudad en un entorno amigable para todos los ciudadanos, también los más vulnerables, o el tendero que se preocupa por esa vecina mayor y clienta habitual que hace días que no entra en su comercio.

Según el filósofo Francesc Torralba, “el cuidado, más que un acto de puntual, un movimiento concreto o un gesto esporádico, es una actitud. Representa una actitud de ocupación, de preocupación y de responsabilidad”.

En esta web encontraréis mis reflexiones y aportaciones realizadas alrededor del concepto de cuidar, a través de las conferencias que imparto, las apariciones en medios de comunicación, una nueva línea de vídeos específicos, así como un blog específico sobre el cuidado, de base colaborativa.

A través de Va de cuidar también se puede acceder al blog Cata de vida, creado en 2012 con el objetivo de reflexionar sobre el final de la vida.