Cuidar va más allá que acompañar al lado de una persona enferma. De hecho incluye todas las facetas de la vida personal, social, empresarial y comunitaria. Descubrí hace años esta visión de cuidar en 360 grados, seguramente, en parte, gracias a mi información como enfermero.

Con experiencia en la gestión de corporaciones profesionales y fundaciones, cuento con una larga trayectoria en la gestión y dinamización de equipos y en la dirección de proyectos. Soy enfermero experto en el ámbito de los cuidados, tanto en el sector hospitalario como sociosanitario, en la etapa del proceso final de vida y en la atención a las personas mayores.

En la actualidad centro mi labor profesional como director corporativo en una empresa de servicios funerarios, donde impulso proyectos de innovación para humanizar el proceso final de la vida de las personas y programas para dar soporte a los profesionales de la salud y de los servicios sociales, todos ellos vinculados a acciones de responsabilidad social empresarial.

Compagino esta faceta con la de conferenciante, acercando a la sociedad y a los profesionales la importancia del valor de cuidar en el entorno personal, pero también empresarial, planificar la etapa final de la vida y romper el tabú de la muerte. Desde 2012 comparto mis reflexiones en el blog Cata de vida: www.catadevida.com.

Cuidar del entorno, de las personas y de los equipos profesionales es uno de mis principales emblemas. En 2018 publiqué, junto a la periodista Gemma Bruna, el libro “Cuídate. Quince vivencias personales de cuidadores”, en el que dimos voz a historias reales de personas que cuidan a sus seres queridos.

Creatividad, innovación, sensibilidad, capacidad de análisis y escucha activa son mis principales cualidades a la hora de emprender cualquier proyecto. La vida es cambio continuo, pero ¿qué mejor manera de afrontarla que con honestidad, generosidad, sentido común y un toque de sentido del humor?